La humanidad y el clima en el Año 2050

Sequías, inundaciones y cambio en la línea costera, algunas de las razones que obligarán a cambiar de ubicación

Los factores climáticos y ambientales han sido causa de migraciones humanas desde hace miles de años. Basta mirar las civilizaciones de Egipto y Mesopotamia que se asentaron alrededor de los ríos Tigris y Éufrates o la llegada de los hunos y germanos a Galia luego de la huida que emprendieron a causa de la ola de frío en Volga y el Rin. Sin embargo, hoy las cosas parecen tornarse más rápidas debido al cambio climático.
Aunque no hay una única cifra, la mayoría de predicciones plantean que para 2050 unas 200 millones de personas se habrán desplazado por efectos del cambio climático, sobre todo por la erosión de la línea costera, las inundaciones del litoral y los estragos en la agricultura. Algunos lugares del planeta se volverán inhabitables; informes pronostican que para 2050 la proporción de suelo que va a sufrir una sequía extrema pasará del 1 por ciento actual al 30 por ciento a finales del siglo XXI. En otros lugares pasará lo contrario debido al cambio en los patrones de las precipitaciones. En pocas palabras, habrá un recrudecimiento del clima en diferentes partes del planeta.
Ante este panorama no es descabellado pensar en los migrantes ambientales, como han sido llamados por algunos estudiosos del tema. La distribución de los humanos en el planeta está cambiando y lo seguirá haciendo. De hecho, es evidente en la actualidad cuando centenares de personas se ven obligadas a cambiar su ubicación luego de desastres naturales como tornados, huracanes o sequías, esta última, con gran influencia sobre la agricultura. Según un informe del Intergovernmental Panel on Climate Change presentado en 2007, para 2020 el rendimiento de los cultivos en el África Subsahariana podría reducirse en un 50%, mientras que en Asia central y meridional se pronostica una reducción del 30% para mediados del siglo XXI.
Paises montañosos como Buthan, Nepal o Perú sufrirán crecidas repentinas de sus lagos glaciares debido al deshielo que ya se está presentando. En cuanto al ascenso del nivel del mar, estudios pronostican que para 2050 será entre 17 y 29 centímetros; otros afirman que crecerá entre 5 y 82 centímetros para 2010. Autores como Nicholls y Lowe (2004), afirman que entre 10 y 25 millones de personas padecerán inundaciones para 2050.
A pesar de que no hay consenso las cifras, lo cierto es que cada vez hay más pruebas de que ya están teniendo lugar las migraciones causadas por el calentamiento global; las predicciones no son cosa de ciencia ficción. Evidentemente, los países más vulnerables serán aquellos cuyas condiciones socioeconómicas no sean las mejores.
Se necesita una reducción de los gases de efecto invernadero, eso es verdad, pero también una urgente adaptación para lo que ya está sucediendo. Mejores infraestructuras, programas de prevención, reacción temprana a situaciones de emergencia, innovación frente a los nuevos desafíos que plantea la agricultura y un aprovechamiento de las zonas que podrían verse favorecidas con estos cambios, son algunas de las tareas a cumplir por los gobiernos, instituciones y sociedades del mundo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s